viernes, 23 de diciembre de 2011

FELICHITTÀ



Ya está, la navidad ya está aquí. Es imparable. Hay que obligarse a que le guste a uno, aunque solo sea por los regalos, cada uno tendrá su recurso pero hay que ponerle un poco de alegría a la vida que para estar jodido todos tenemos excusas…pero lo que nos cuesta encontrar excusa para estar contentos, joder.

Ayer era mi cena de empresa. No conseguí inventarme nada lógico para evitarla, pero hubiera sido mejor inventar cualquier absurdez porque tuve que irme de la cena. Estábamos comiendo sushi y, de repente, empecé a temblar, a quedarme muy fría y pensaba que iba a vomitar ahí encima de la mesa o encima del japonesito de turno…Sólo me hubiera quedado si hubiera podido vomitarle encima a mi jefa, pero estaba un poco lejos. Mi jefa me dedicó un par de perlas súper adorables que jamás olvidare. Como me gusta el buen rollito. Total, que me tuve que largar. Fue un escándalo de desagradable. Salí a que me diera el aire, volví a entrar y otra vez lo mismo. Un asco. Volviendo a casa con la moto pensaba que iba a vomitar y además dentro del casco, estaba preocupadísima. Vomitaría dentro del casco, que era integral, no vería nada por la potada y me caería y, claro…no había otro final que no implicara la muerte. Muy mal. Muy apurado, agobiante y desagradable todo. Total que, si la cena empezaba a las 10 yo a las 11 y cuarto estaba en mi casa. Es que no llegué ni a los postres. No sé porque me pasó. Iri me preguntó si era porque me dio asco la comida o la compañía…y mira, no sabría qué contestar…si es que ya sabía yo que no debía ir. Llegué a casa y se lo explique a todas mis amigas. Crispi me dijo que pensara en que al menos me había librado rápido, y es verdad. Elena y Ana me dijeron que era del cansancio y que me fuera a sobar. Y yo entonces estirada en la cama pensaba que no podía dormir boca arriba porque si vomitaba….iba a morir. Como Jimmy Hendrix. Ayer estaba obsesionada con el vomitado y en la muerte como consecuencia, como si no hubiera potado nunca. Ayer yo es que estaba muy mal. Miré un par de videos de Martes y 13, que me sigo riendo mucho y me recuerdan a Itziar muchísimo y me sobé.

Hay un chico, que estudió conmigo en el cole, que es del PP y que tiene pinta de gay, como Mariano, pero que es super educado y es un señor, como Mariano también, que para felicitar las navidades puso en su muro de face-satan-zuckerberg la canción de “Last Christmas” de WHAM! George Michael de joven, con un melenón mechado rubio precioso pasando las navidades en la nieve. No hay cantante más gay que George Michael, ni siquiera Elton John. Pues él felicitaba la navidad a sus followers con esa canción… ¿?¿?¿? ¡qué divertido!

¡Yo también os digo que felices fiestas y buena entrada de año!

Hasta el 2012 peñaaaa!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario