viernes, 18 de octubre de 2013

BRITNEY JEAN

Reaparezco con más fuerza que nunca; bueno no, mentira. Reaparezco porque la ocasión lo merece. El abandono del blog ha sido debido a diversos cambios en mi vida que no permiten informaros con la asiduidad a la que os tenía acostumbrados. Bueno, es que tengo un nuevo trabajo muy guai en el que...¡NO TENGO TIEMPO PARA ESCRIBIR! cómo sabéis yo actualizaba en mi antiguo trabajo, en los tiempos muertos, que abundaban: Había tantos tiempos muertos que lo que acabó muriendo fue la empresa. Pero bueno, todo bien. A mi me daba igual. Huí a otro lugar y ahora soy feliz. No sólo soy feliz por mi nuevo trabajo y mi nuevo piso y mi nuevo pelo, no. Soy feliz por algo más.

Para huir a un lugar mejor tuve que.... BETTER WORK BITCH!

Ya lo he dicho. Es tan maravilloso que mi dulce y madre de Preston y Jayden Britney haya hecho un single tan paleto. Los verdaderos fans la adoramos tanto que nos negamos a que fracase. Es maravillo el fenómeno Britney. Todo  lo que hace, sea lo que sea, lo adoramos automáticamente. Si creíamos que tras GIMME MORE, haciendo de stripper patosa, gorda y patizamba porque su locura no le permitía hacer nada mas. Aunque la primera propuesta era que ella empezara a hacer pole dance después de venir de....UN ENTIERRO!!! joder, qué ganas de ver ese videoclip, menuda ida de olla más guai. Y tras I WANNA GO, con los robots que la persiguen, con las mechas rosas y como vestida del Bershka de hace 10 años no podía superarse...llega WORK BITCH, en donde sale guapísima, destruyendo a Katy "Perra"(que ha echo un videoclip muy guai, como de no querer que nunca se acabe, una peli disney en videoclip,) , cantando entre tiburones, oxigenada como nunca y adueñandose sin ninguna sutileza ni elegancia de la palabra puta. Qué arte, qué musa. A ella le dice WILL I AM, di puta; y ella dice puta siendo tan sexy que sólo podemos gritarlo con ella. Yo también quiero que venga WILL I AM y me diga que suelte tacos y me monte un videoclip.



El disco sale a la venta el 3 de Diciembre. Y yo ese mismo día iré al Corte Inglés de Plaza Cataluña a comprarlo, como es tradición ya en mi santa casa.

También canta una canción con Miley, que va de que hace de putilla blanca de rapero negro porque ella es lo que siempre ha querido y que ahora se siente más liberada que nunca, haciendo twerking como si no hubiera un mañana y como si nadie lo hiciera. Alguien le ha de decir que no es lo mismo hacer twerking y sacar la lengua que bailar en directo con una boa por tu cuello o besarte con Madonna vestida de novia pregonando que eres virgen. (maravillosa historia del mundo contemporaneo) Vamos, es que la diferencia de lo sexy a lo ridículo. Pero no me preocupo, que haga lo cree que quiere hacer, Miley molara cuando después de brotarse y volverse muy loca se quede medio lela. Entonces será cuando molará. Entonces si habrá echo todo lo que una estrella del star system tiene que hacer. Entonces si nos lo habrá dado todo. Mientras llegue ese momento que saque la lengua y vaya de rapera, que lo mejor está por llegar y entonces no tendrá que hacer twerking ni bailar en minúsculos trajes de latex color carne. Les queda tanto a todas por aprender de Britney, y lo mejor de todo es que Brit ni lo sabe.

La gente me pregunta que como puede ser que la ame tanto y repondo orgullosa: "yo sé ser sexy gracias a ella" Me apuesto el dedo gordo del pie, que para que lo quiero, a que las chicas que escuchan a Sabina o a Melendi no lo son, o no lo son tanto como deberían serlo.

Así que chicas, ya sabéis. ¡YOU BETTER WORK, BITCH!