viernes, 29 de julio de 2011

Michael in our hearts




Tengo una amiga que no vive en este planeta. Podría odiarla por vivir como vive. Vive bien, muy bien y sin aparentes preocupaciones económicas ni laborales, aunque es fácil no tener preocupaciones laborales si no tienes trabajo, ni piensas tenerlo a corto plazo. No me irrita, ni me enfada. Quizás Marilinda esta madurando y deja de odiar tanto a todo el mundo que hace cosas que no haría. Quizás Marilinda es cada vez menos Marilinda. Espero que no. Me gusta tener esos descontrolables impulsos de odio concentrado. O es que ya se gestionarlos después de convivir tanto tiempo con ellos. El caso es que esta amiga me da algo de pena. No es pena en su concepto de desgracia. Es como que me parece un poco ridícula. Es absurda esta manera que tiene la gente de cegarse, de no querer ser consciente del mundo en el que vive y de lo que supone vivir en él. Es como que no sé si sabrá enfrentarse, de verdad, y asumir lo que sea. Un desengaño, una muerte, una separación, un abandono…La vida te pone esas mierdas en el camino, y hay que saber estar a la altura en ese momento. No hay que mirar a otro lado. Hau que tener coño y echar pa´lante. Por mucha mierda que te encuentres hay que ser feliz. Pero para ser feliz hay que ser consciente primero de todo lo que te envuelve, lo que te ha envuelto y lo que te puede envolver. Hay que saber quién eres. Hay que dejar de depender de gente que no es uno mismo, hay que saber donde están tus raíces, hay que conocerse. Elena, mi psico-amiga, es la persona que mejor se conoce a sí misma. Es consciente de todo lo que le rodea, de la suerte y las desgracias que tiene. Y sabe, que gracias a esas cosas, guais y jodidas, es como es. Ella SIEMPRE está a la altura. La felicidad está en saber ser feliz con lo que uno tiene, pero no confundirlo con el conformismo, que ahí es donde reside la infelicidad más profunda. Creo que hay que luchar por las cosas. Soy fan de los pequeños retos. Mis retos son muy estúpidos. Las cosas como son. Para qué negarlo. Pero tengo varios por semana. Llegar a un sitio sin perderme, por ejemplo. Mi amiga, la primera, pondría el GPS. Joder, si ni siquiera te fías de ti misma para llegar a un sitio, en serio, ¿qué te queda?

La semana pasada quedé con 3 de mis amigas amadas para cenar. Como ya puse en facebook tan amadas como impuntuales. Crispus últimamente es bastante puntual. Desde que vamos al gimnasio soy un poco teniente O´neil con ella. Pero muy de buen rollo. Me he propuesto reconvertirla en la mujer de rompe y rasga que es y que ella cree que no. Cuando salíamos de fiesta íbamos bastante del palo. Éramos muy de tajarla mucho, fumar muchos porros y reírnos de todo cristo. Yo de lo fumada y tajada que iba fui hasta a raves, no te digo mas. Con el ascazo que me dan. No dejábamos títeres con cabea y yo soy muy kani para eso. No entiendo la discreción. Soy gritona y voy del palo. Es algo que no he podido cambiarlo, ni quiero. Mi novio me echa muchas broncas. Dice que soy una bullas. Yo no lo creo. O quizás si…Una vez, un día entresemana a las 11 de la mañana, yendo sola con la moto, irritada por vivir en este mundo e insultando, un conductor borracho se rebeló y me pegó. Acto seguido me puse a llorar. En esa época en la que Cristi y yo salíamos tanto juntas y nos reíamos de la gente nunca nadie nos dijo nada. Con el tiempo descubrí que no nos decían nada porque ella estaba allí. Sonriendo con su blanca dentadura de Miss Universo, sus ojos de gata cachonda y esos globos que tiene por tetas. La llamaban gata salvaje. Se fumaba un porro y se quedaba lela perdida. Si el día que ese pijo tajado me arreó un guantazo hubiera ido con ella no me hubiera pegado, aunque sólo fuera por quedarse bizco mirándole las tetas. La segunda, que lleva dos ingenierías a sus espaldas, tampoco llegó muy tarde. Ahora tiene ansiedad y la quiero más que nunca, porque como yo llevo con esa mierda desde hace muchos años tengo que quererla. Y la tercera llegó en coche. Tuvimos una época en la que no nos tirábamos de los pelos porque Madre Nieves, esa monja satánica de la que ya hablé anteriormente, nos enseñó muy bien. Era la época en la que Cris y yo íbamos siempre fumadas y medio tajadas. Yo no la entendía y ella a mi tampoco. Pero el tiempo pone a todo el mundo en su sitio. Me disculpé en su día porque creo que fui injusta con ella y me arrepentía de haber sido chunga. Fui un poco Thatcher con ella esa época y eso es feo. Cenamos y nos reímos mogollón. Como hacía tiempo. Ayudó Crispulina que se fundió sola todo el vinacho y monopolizó la conversación. Cagándose en todo. En el diseño, en la escuela, en el otro ganador del desfile. Muy musa. Con grandes frases como: “ahora en época de vacas flojas, ya se sabe…” ó ” yo paso de tios buenos, me quedó con el gordito de mi novio. ¡Coño! no le digáis que le he llamado gordo” Hablamos de Alaska y Mario. Crispus y yo adoramos a Alaska y Mario. Las otras dos nos trataron de mamarrachas. El precio que hay que pagar. Tampoco entienden mi adoracion por Britney. Paso de adorar a los Delincuentes que son unos rumberos de pueblo, ni a la gritona de Fiona Apple cantando cosas deprimentes siempre , ahí apoltroanda en su piano. Tampoco entienden mis cosnpiraciones-paranoides masónicas. Ni entienden que llore cuando suena Michael Jackson.

Joder Michael Jackson. Michael Jackson era un angel. No sabeis la gran tragedia que supuso para mi hermana y para mí su muerte. Yo lloro cuando le escucho. Tengo tantas teorías sobre su muerte. La teoría que tiene más sentido para mi es la del proyecto MK ULTRA: http://www.trinityatierra.com/2009/07/06/michael-jackson-%C2%BFvictima-del-programa-de-esclavitud-mental-mk-ultra/.

Como cantaba el rey: you´re not allone…

LONG LIVE THE KING, gente!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario