martes, 26 de julio de 2011

Los mundos en lunes


Después de pasar un fin de semana con mi novio en la playa, haciendo de Little mermaid con un poder de seducción imparable (cardenales en los brazos que demuestran mis frustrados intentos de ser como Charlenne) me enfrenté al lunes como buenamente pude. En verano no hay nada que hacer en las oficinas, así que después de leerme todos los artículos de Amy y del loco templario neo-nazi de Oslo, ya ni siquiera internet podía consolarme ni satisfacerme en mis horarios laborales. Vino mi amiga Y a verme. Esa amiga de toda la vida a la que puedes pasar de quererla hasta la muerte hasta odiarla como a nadie. La grandeza de las relaciones. Ya hace mucho que dejamos de ser enemigas-amigas. Ahora somos amigas, en realidad la quiero mucho, han sido mogollón de años juntas. Años de puterío fino y divertido y muchas cosas menos frívolas. La amiga con la que pasas la ODIOSA edad del pavo. Aunque solo haya sido por aguantarnos esa época tenemos que querernos. Quién no mantenga esa amiga de la edad del pavo es que es un ser asocial con un completo y total desapego a la gente.

Por la tarde quedé con mi prima, que tenía que contarme como su hombretón carcelereo la dejaba. Todo via facebook. La mayoría decidió que preferían ser dejados vía mensaje, así el remitente no acaba viendo tu careto de cuelgue total y de: “¿qué coño me estas contando? Qué manera de deshumanizar las cosas. Puto Zuckerberg. Muy señores los dos. Muchas explicaciones, muchos lo sientos y muy te quiero Critter. Critter es como le llamaba el “malamadre” de turno a mi prima. Critter es como una especie de Gremlin. El único Gremlin en esa relación era él. Eullin dijo que lo vio de pasada, yendo ella en coche, en la puerta de la discoteca (si, era de los que chupan puerta en la discoteca) y que le impactó. Mi prima, que volvía de recoger su certificado de bautismo de la parroquia, también me explicó que no aguantaba a su ex, con el que había estado la noche pasada y, que en realidad, le mola a tope el carcelero. Folleteos+Bautismos + Cárcel. Un poco Madonna en like a prayer. Estaba Ernst con un chupetón de no te menees en el cuello que cuando lo descubrimos se hizo el estrecho. Lo descubrió Eullin a grito pelao. Eullin la niña gritona más mona del parque, seguro. Eullin, con vestido de recogida de bautismo también, exclamó muy contenta que era el dia de San Santiago y se fue ansiosa un poco antes a comprarse intea, ese amoníaco puro en el que confiamos ciegamente y que creemos que a pesar de ese olor a pura química eso no daña el pelo. Quiere volver a ser rubia, no me extraña, ya tardaba. Intea es el mejor invento de la historia. Elena llegó de sorpresa y me inyectó mucha alegría en el cuerpo. Elena me entiende mucho, elena es de lo mejorcito. Estuvimos hablando tranquilamente todos. Ernst preguntó por películas a ver y yo le recomendé mogollón. Entre ellas la edad de la inocencia y la gata sobre el tejado de zinc. Pero Ernst esta en época Almodóvar. El Almodóvar de que: “he hecho yo para merecer esto”con la Maura, que dejó tirado a su marido y a sus hijos y se fue a ser la musa de Pedro, hasta que él pasó de ella castigándola en los Oscars sentándose en 1ª fila con, la entonces, Bibi Andersen y desterrando a la Maura, la total protagonista de mujeres al borde de un ataque de nervios, en el gallinero. Pedro debe ser de traca. Pasa de sus musas cuando éstas resaltan más que él. Al rato cada uno pago lo suyo y nos fuimos. Sentada yo en mi moto blanca de kinki de barrio pensé que aunque yo sea una loser que curra como una cabrona era verano y quería hacer algo. Tras la NO sorprendente negativa de mi novio y estar a 1 calle del piso pedralbero de mi prima, me presentá allí. Es muy buena anfitriona. Es de las que te acompaña a la puerta cuando te despides, como Paloma Cuevas o la Preysler. En su casa hay jardincito con pisicna, pero fue un completo horror descubrir, que un verano más, tenía la piscina verde. Mucho Pedralbes, mucho Jorge Javier Guachupín de portero pero la piscina siempre jodida. Allí estaba una amiga suya, nuevo descubrimietno para mi. La otra tarde que coincidí con ella, en la que me confirmó que era guai, nos explicó a los presentes que es EX de una bollera opusiana que hoy es numeraria. Joder, ya solo con eso claro que es guai. ¿Cómo no vas a ser la poya si eres capaz de corromper a una opusiana? y encima numeraria. Las numerarias son las que llevan el dinero de las familias engañadas-enfermo-fanáticas al propio Escrivà de Balaguer, o algo asi. Vamos,en cuanto Fesser descubra esta historia organiza una película que ríete de Camino. No sé en qué momento decidimos ver Habitacion en Roma. Un cagarro gigante de película. Esas tías se corren tantas veces en una noche que acabas agotada de verlas gemir. Un tostón. Un pastel con sabor a mierda de película. Mi prima debía estar muy preocupada porque casi ni se indignó, porque la peli es de indignarse, ya no solo por lo ridícula que es, también es indignante de mala. Y el tema bollerismos y mariconerías a mi prima, la profe, la que venía de recoger el certificado de bautismo, pues ya os imaginaréis que le debe parecer una película así. Mucho decir pero era ella la que tenía la película, ahora que lo pienso….

Pabli me dijo de ir a tomar unos cócteles pero yo, mujer responsable, decliné su oferta. Pabli iba a estar en las cacas, el legendario parque donde mi primo y sus amigos se reúnen cada 5 horas para fumar porros, ver y acompañar a mi primo en el paseo del perro. Joder, que divertido salir a pasear a tu perro y que estén ahí todos tus colegas. Es un poco cuelgue, pero es diver. Así hubiera sacado feliz a pasear yo también a mi Nicolás. Nicolás era el maravilloso y villano caniche negro de mi madre. Nunca fue un perro obediente, ni cariñoso. Era el perro-gato. A mí me gruñía cuando le intentaba acariciar. No había manera. Era el mejor perro del mundo. Si no se murió con 15 años, no se murió con ninguno. Nicolás, el perro milenario. Fue una auténtica tragedia su muerte, pero como vino acompañada de más tragedias pues quedó más disimulado. Las cacas son divertidas de vez en cuando, además desde que mi primo tiene trabajo, lo mantiene y, por lo tanto no me irrita, seguro que es agradable estar ahí. Pero es tan incómodo ver a los EX de mi hermana y mi prima allí. Uno amargado perdido por estar con una novia fea y peluda que le controla y el otro con cara de perro abandonado porque no supera que lo dejara. Así que prefiero pasar del parque. Un poco pena, pero me debo a ellas. Esa serie de códigos de honor inquebrantables.

¿Quién será la siguiente en morir después de Amy? ayer alguien me dijo que Lindsay. Quien fuere o fuese que lo dijera flipa.

¡Buen verano gente!

2 comentarios:

  1. me parece muy divertida tu subjetivisima forma de ver el mundo

    ResponderEliminar
  2. oooohhh, anonimo, me alegro q te divierta mi blog! gracias!!! :D

    ResponderEliminar