martes, 24 de abril de 2012

COME BACK



He empezado una dieta, como tantas otras veces, pero esta vez voy más en serio que nunca. Como pescado todas las noches y mi máximo pecado es media patata al horno…¿lo demás? Pollo, verdura, yogures desnatados y fruta. La gente pensara: “será gorda la tia? Eso es una dieta estupenda” y si, claro, no voy a negar que es una dieta maravillosa, muy saludable y puede llegar a ser sabrosa según la combines pero, en la época en la que vivimos, esta época dorada de consumismo, esta parte de la historia del mundo contemporáneo en la que vivimos caracterizada por este brutal capitalismo en el que hemos crecido algunos, tan adorado y y tan agobiante con tanta ansia de crecer dejando de un lado, cada vez más y más aunque no nos demos cuenta, a lo humano. Llegados a este punto, tan absolutamente brutal, en el que, por ejemplo, viviendo como vivimos en España, sea más normal comer una hamburguesa en el Mcdonalds que comerte un bocadillo de chorizo, es una tocada de huevo estar a régimen. Es tocada de huevos por lo poco operativo que resulta a lo largo del día.


Cada X tiempo en las noticias nos salen con la misma movida…la puta obesidad infantil, pero claro, creyendo como creo yo en la teoría de la conspiración mundial, pienso que uno de los objetivos de las altas esferas es convertir a un % de la población mundial en gente gorda. Ggente gorda que come mal y eso acaba afectándoles a todos los niveles y no sólo a nivel físico-estético, sino a niveles mucho más importantes, pero no somos conscientes. Estos de la conspiración mundial no dan puntada sin hilo. Y entonces, de repente, al final sólo queremos adelgazar por motivos de imagen, claro. Esto es un poco la época en la que vivimos y yo soy consciente pero, claro, soy hija de la generación a la que pertenezco y  eso de ser frívola y banal forma parte de mi personalidad, como la de todos mis compañeros de generación, qué le vamos a hacer. 


 Por otro lado, como dice mi psico amiga, (amiga y hermana del alma, eterna consejera y coach personal porque yo soy de pensar mucho y volverme muy loca y soy muy dispersa y me es muy fácil pasar de pensar en el fin del mundo a pensar en Britney Spears o en lo pringada que me parece Kelly Rowland y, otra vez, de repente, puedo dar un giro brutal y ponerme a  pensar en el Papa Ratzinger con una facilidad asombrosamente agotadora a nivel mental, pero porque creo que, en realidad, todo está conectado) siempre me dice que estar a dieta es un rollo. Pero lo más rollo es que, en realidad, todo se celebra comiendo. Y tiene más razón que una santa, como siempre, a excepción de no querer usar el teléfono a modo llamada verdadera real de las de toda la vida para hablar con el chico que te guste. 


 Y hablando de celebraciones con comida… este fin de semana fue la celebración del cumpleaños de Iri. Amiga hasta la muerte, pase lo que pase a ultranza juntas forever. Era en su casa, que tiene un patio divino. A modo bbq. Yo no sabía si iba a conocer a la gente de allí pero me apetecía ir y ver que se cocía. Me apetecía celebrar su cumpleaños mucho. Fue súper divertido. Hubo un momento que me reía tanto que tuve que pensar en todo lo que había bebido o comido hasta el momento porque me parecía irreal reírme tantísimo sin ir borracha ni fumada y, claro, como soy abstemia y dejé hace mucho los porros, sólo cabía una posibilidad; es que todo y todos eran realmente muy divertidos. Todo fue súper guai. Había gente normal muy enrollada y muy loca, una semi jipi como con una personalidad arrolladora que te contaba mogollón de historias. Una pareja de modernos muy guais y muy como un dibujo. Otra pareja de modernos muy estilosos pero más de catalogo de HyM, aunque eso también mola, que conste. Un padre pureta-tio bueno con su hijo pequeño, que era un nervio y era de mono una cosa loca. Su compañero de piso que es mirarle y pensar automáticamente en ternura sin llegar en absoluto a la cursilería, cosa un poco difícil, pero no imposible. Un mariquita que era súper divertido con unas mallas de ciclista adidas MUY guais. También estaba Marcos, que hacia muchísimo tiempo que no nos veíamos y que está más guapo y divertidísimo que nunca. Es muy diva él, me encanta mucho. Jaume, el novio de Irina que es ilustrador y debería hacerse autorretratos porque es como un niño de esos que a Spileberg le hubiera gustado conocer y fichar para los Goonies o E.T y que de repente hace un alioli que es para morirse del gusto al comerlo. Y la perfecta anfitriona Irina, que se pone unos tejanitos y unas bambitas y las luce con un arte que ninguno de los que estábamos allí lo tenemos. Eso siempre lo ha tenido Irina, un saber llevar que ni la Lomana. 


Comimos, reímos bautizamos cockteles y jugamos a las películas. En las películas a Marcos se le ocurrió que el del equipo contrario interpretara “Ana y el Rey”. Ese momento fue de mearse de la risa. Qué mente más retorcida. Obvio en esa tanda ganamos porque esa película no lo adivinaban ni pasados los siglos de los siglos, Amén. 


 Al día siguiente fui a ver "Los juegos del hambre"…no hay manera de que una trilogía de estas me guste. Con lo que me gustaría que me gustaran mucho esas cosas. A mi lo del fenómeno fan me encanta, pero claro, yo sólo fan de Britney y de Michael. Les amo tanto que creo que en mi corazón no cabe nadie más y es por eso que no puedo ser fan de otras cosas a nivel marciano. Es que yo es ver un videoclip o actuación de Britney o de Michael y me echo a llorar, muy loco, muy marciano y muy friki todo. Intente ver Crepusuculo 3 veces y no hubo manera, y mis amigas hacían prácticamente cineforums. Una vez fui a casa de Silvia, a comer su maravillosa tortilla de patatas y charlar de cosas, y me dijo que había pensado en ir al pueblo de los vampiros que sale en la peli, que se ve que existe. Un Road Trip en busca de Robert Pattinson, suena a “GLEE la película”, no? Y Anuchi cantanto y las demás le haríamos los coros. Yo sería la incrédula que reniega pero acabo sucumbiendo al mundo vampirico y licántropo. Yo cuando estoy con Silvia no pienso en nada más que en ella y yo y lo que hablamos, qua acostumbra a ser todo muy banal y muy diver. 


 Bueno, pues al lío. Propuse yo la peli y mis amigas, Anuchi y Carolain me dijeron que si, Pollo estaba montando rosas para el día siguiente que era Sant Jordi que en Barcelona es el día más precioso del año y que ya contaré en próximas actualizaciones. ¿Lo mejor de la película? La compañía. Caru, su novio, Anuchi yel novio de Hanna Montana y La Huérfana Esther que hace de villana sangrienta y calculadora. Lo demás, para mí, bastante cagarruta al cuadrado. La segunda a descargarla ilegalmente y a verla en el sofá tirada, fumando sin parar y levantándome a hacer pis sin tocarle los cojones a nadie.


 Gente, empiesa el calorsito!!!!

1 comentario:

  1. No comentas nada de tu post operation......y buena suerte con lo de la dieta prima ;)

    ResponderEliminar